Skip to main content

Carlos Serrano trabaja en la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad en la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Su función en el proyecto es la coordinación general desde los servicios centrales. En este vídeo, nos habla de la importancia de implementar soluciones naturales, para reducir la vulnerabilidad de los bosques al cambio climático. ¿Qué acciones se están planteando en Castilla-La Mancha?

Mejorar las masas de coníferas
Una de las dos acciones que se va a realizar en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara es la mejora de las repoblaciones con coníferas. Se va a hacer un aclarado para potenciar y mejorar la estructura del bosque y mejorar su resiliencia respecto al cambio climático. Esta es una acción que se puede replicar en otros lugares de Castilla la Mancha. Básicamente, ahora mismo dos sitios idóneos serían el Valle de Alcudia y Sierra Madrona, Montes de Toledo, incluso Sierra de San Vicente, donde hay masas forestales en situaciones similares.

Potenciar las zonas de matorral de alta montaña
Dentro de la red de áreas protegidas de Castilla la Mancha, la segunda acción que se está llevando a cabo en este parque natural de la Sierra Norte de Guadalajara es la potenciación de las zonas de matorral de alta montaña, que están siendo o han sido invadidas o sustituidas anteriormente por repoblaciones de coníferas. Se va a retirar parte de esa masa, y esos matorrales y pastizales de alta montaña que se espera que se recuperen, son hábitats en franca regresión ahora mismo. Esta acción es, asimismo, es replicable en otras zonas de montaña en otras áreas protegidas de Castilla la Mancha, como son la Serranía de Cuenca o el Parque Natural del Alto Tajo.

MÁS INFORMACIÓN